Maayong buntag Filipinas!*

Sale el sol en Dauin
Sale el sol

Los amaneceres en Dauin son hermosos y llenos de actividad. Casi todos los días me despierto a tiempo para admirar ese momento y camino al ritmo del sol. No soy la única sobre la arena, algunas mujeres se bañan completamente vestidas, otras estiran su cuerpo mientras que sus hijas e hijos juegan en el agua. También, a esa hora, vuelven los pescadores a golpe de remo hasta la orilla.

La gente del pueblo ya me conoce, soy la extranjera que parece nativa. Me saludan en Bisaya, una lengua con toques de español. Me hablan unos minutos hasta que se dan cuenta de que no capto nada. Entonces sonríen, sacuden la cabeza, dicen “excuse me” y siguen su marcha. A algunas mujeres mayores les da igual que yo no conozca su idioma, se detienen a contarme algo, a la vez que espantan mosquitos con un trapo.

Me gusta pararme a ver las maniobras de los pescadores y como sacan las barcas del agua, aún cuando las olas están bravas. Esperan a que pase la resaca, conocen el punto exacto donde rompe la ola, observan con paciencia el movimiento del mar y con ligereza extrema salen empujados por una cresta de agua, hasta deslizarse en la arena, triunfales y sin despeinarse.

Después, con mucho cuidado extienden las redes entre dos barcas. Las mujeres salen de sus chozas, con bandejas, dispuestas a seleccionar el mejor producto para sus familias. Poco a poco se reúne todo el pueblo alrededor de las redes. La enorme sabana se agita, liberando peces a medio morir. Los niños corren a recogerlos para amontonarlos en una lona.

Cada familia se lleva el pescado suficiente para comer ese día. No hay dinero de por medio, imagino que tendrán otros modos de intercambiar. Las marmitas de arroz ya están sobre el fuego, sólo queda cortar unos limones y echar en la sartén el desayuno recién llegado del mar.

*¡Buenos días Filipinas!

Desembarque
Desembarque
Pescadito fresco
Pescadito fresco
2015-03-17 07.00.06
Bajo las redes
Las mujeres de Dauin
Mujeres de Dauin
Playas de Dauin
San Miguel, Dauin

 

Anuncios

15 thoughts on “Maayong buntag Filipinas!*

  1. “A algunas mujeres mayores les da igual que yo no conozca su idioma, se detienen a contarme algo.” ¡Que imagen tan bonita! Quizá nos las entiendas, pero ese gesto seguro que te transmite más calor humano que muchas palabras vacías que hayas oído en tu propio idioma 🙂

  2. Hola! tienes razón, esas conversaciones, casi monólogos me gustan mucho. Llegan con tal naturalidad, como si me conociesen de toda la vida. Poco a poco voy aprendiendo sus palabras y sus gestos. Hablan de sus familias, sus arboles y sus animales. Así, cada día van compartiendo algo conmigo. Me quedo con esto para siempre. Un abrazo!

  3. Preciosas imágenes y texto. Una maravilla… Ay amiga, sentía que estaba allí, con los pescadores, con esas mujeres que hablan son que yo comprenda lo que dicen, pero sí cómo se sienten. Un beso!

    1. Hola Marina! si, parecer local y pasar desapercibida puede ser lindo, como dices tú. Pero, a veces genera mucha confusión y no sé muy bien como me perciben. En todo caso, siempre hay buenas experiencias. Felices viajes a ti también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s