Van Vieng rural y estrambótica

image

Vang Vieng, está entre el centro y el norte de Laos, al pié de las primeras montañas que coronan el país. Aquí, el clima empieza a cambiar, ya hace falta una capa más de ropa, sobretodo al caer la noche.

La atracción principal de Vang Vieng son los bares junto al río, estos sirven alcohol a profusión a lxs bañistas que se deslizan felices sobre flotadores hechos de cámaras de tractor infladas, es lo que llaman el tubing.

Para entrarle al tubing basta alquilar el flotador y una bolsa estanca en la que hay que llevar el dinero para pagar las  copas o lo que se desee consumir durante el paseo. El río corre más o menos lento, con remolinos, rocas, ramas y pequeñas cascadas.

image

En todo lo largo de la corriente hay decenas de bares en los que se van haciendo paradas para tomar una cerveza o un chupito de Lów Lów, el whiskey local hecho de arroz.

El flotador gigante no es fácil de maniobrar, por eso cada bar designa a una persona que desde la orilla lanza cuerdas a la gente que flota, alguna cada vez más borracha e incapaz. Gracias a la cuerda se logra subir fácilmente al bar y ¡a beber se ha dicho!.

Durante muchos años lxs habitantes de Vang Vieng vieron los desplantes excesivos de lxs turistas que venían a beberse y meterse de todo. Aguantaron el estruendo permanente de la música, las agresiones y los desnudos (en Laos el topless es inaceptable).

image

Además, muchxs bañistas murieron, descalabradxs o ahogadxs. El río puede ser peligroso, sobre todo sí se lleva en el cuerpo un nivel importante de alcohol o una dosis elevada de cualquier droga.

Cómo medida de prevención, simplemente se recordaba a lxs turistas que en Laos no hay hospital para atender lesiones graves y que el hospital más próximo está en Tailandia, a unos 800 kilómetros de distancia.

La fiesta sin límites acabó en el 2012, cuando el gobierno del país se dio por enterado de lo que sucedía en Vang Vieng. Se dice que la presión vino desde afuera, cuando el hijo de un ministro australiano murió en el río, desnucado a bordo de su flotador.

Desde entonces, cerraron algunos bares, se limita (no se cómo) la ingesta de alcohol por bañista y se clausuraron los trampolines y cuerdas de tarzán desde las que se lanzaban lxs más intrépidxs o más reventadxs.

Hoy el tubing sigue teniendo éxito, pero no se habla de muertes, ni de accidentes graves. El negocio continúa, así cómo la venta de todo tipo de drogas y champiñones alucinógenos. En Laos el consumo de cualquier droga es ilegal, se castiga con mucho tiempo en prisión y multas de varios cientos o miles de dólares, pero en Vang Vieng nadie ha visto nada.

image

Esta claro que el flujo de turistas trae beneficios económicos a la ciudad, pero me pregunto hasta que punto la gente a Vang Vieng se ve directamente beneficiada de este tipo de visitantes.

Seguro pasa cómo en Ibiza o en Cancún, donde a los spring breakers se les tolera todo, siempre y cuando no dejen de consumir y enriquecer a las grandes inversoras de hoteles y discotecas.

Este hermoso rincón de Laos, merece un mejor lugar en el mapa turístico. El paisaje de sus alrededores es digno de una pintura oriental sobre seda, con colinas verdes de cimas redondeadas, arroyos y aldeas detenidas en el tiempo.

image

Basta alejarse unos kilómetros del epicentro fiestero para entrar en el Vang Vieng auténtico. Una minoría de visitantes sale en bici por los caminos pedregosos o en kayak hasta los extremos del río. También hay decenas de cuevas y ojos de agua para explorar.

Cada quien elige el Vang Vieng que más le conviene, o si se cuenta con mucho tiempo y energía se pueden experimentar los dos. Indudablemente es posible lanzarse al tubing sin arriesgar la vida en ello, una o dos cervezas no hacen daño.

Yo, de momento me quedo con mis 37 kilómetros de BTT en los que aluciné sin comer champiñones, con el kayak sobre el río que requiere de más destreza que un torpe flotador y con los encuentros mágicos en las aldeas a las que llegué por el azar de la rueda.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s