La verdadera Camboya: entre Battambang y Siem Reap

image

Battambang es conocida por tener la arquitectura colonial mejor conservada de Camboya. Esta ciudad cercana a la frontera tailandesa está conectada a Siem Reap por dos vías: una tira de asfalto llena de baches y una sucesión de ríos y canales. Sin duda la ruta acuática es la más atractiva aunque sea la más larga.

image

Después de los días intensos entre templos y mareas de turistas de Siem Reap y Angkor Wat, una pausa en Battambang es justo lo que yo necesitaba. La posibilidad de escapar a sitios más auténticos, fuera del camino habitual siempre me atrae y no suelo arrepentirme.

image

El ambiente rústico-mochilero de Battambang va de acuerdo con la reciente explosión artística del lugar. Al parecer, hay muchxs extranjerxs que han decidido quedarse ahí y han abierto bares con música en vivo, galerías de arte y alguna sala de conciertos.

image

El tren de bambú de Battambang es un proyecto iniciado y nunca terminado por Francia durante la colonia, se trata de una vía que pretendía conectar con la capital. El tren es una simple tarima de bambú con 4 ruedas, impulsadas por un pequeño motor. Ahora sólo es utilizado por la gente de los pueblos para transportar mercancía y por viajerxs que cómo yo quieren darse un paseo en el campo y ver cómo es la vida real de este país.

image

Y la vida real aquí no es la más próspera que he visto. Camboya es un país muy pobre, que sufre de corrupción crónica, hay pocas maneras de salir adelante, los recursos son escasos y la necesidad de la gente es grande. Las infraestructuras son pésimas o inexistentes, los servicios de salud mínimos, sólo hay un par de hospitales en el país y para una atención médica especializada hay que viajar hasta Tailandia.

image

El país viene arrastrando este atraso desde antes del genocidio de los años setenta-ochenta. En esa época negra murieron 2 millones de personas en manos de los Khmeres rojos. El terror es muy reciente y muchxs aún no lo superan.

image

A Camboya hay que venir con paciencia y muy alertas, este país es un reto para los sentidos, hay que estar despabilados para leer las verdaderas señales que te envía esta gente que siempre sonríe.

image

El viaje en barco entre Battambang y Siem Reap es el trayecto más entrañable del país, la vegetación es asombrosa y densa. Me pregunto cómo logra el capitán del barco maniobrar entre algunos manglares y curvas del río. El paisaje es bellísimo, pero lo que más llama la atención son las aldeas flotantes con casitas hechas de madera, lámina, telas y plásticos de colores.

image

Navegamos lentamente y no me he perdido de ningún detalle de la actividad en las aldeas que pasamos. Hay pescado secándose en alambres, perros cazando moscas, mujeres remando, hombres reparando redes, el pueblo está concentrado en sus tareas, ignoran el paso del gran barco, mientras que niñas y niños salen de todos rincones para gritar “hello” y “bye bye”.

image

Es posible que este barco sea la atracción del día para las niñas y niños del río. Además el carguero hace muchas paradas a bajar víveres, muebles, materiales de pesca y hasta motos.

image

Desde cubierta lxs extranjerxs admiramos el paisaje, pero lamentamos la pobreza del lugar y desde tierra la gente del río nos ve como si se trátase de un desfile de carnaval. Tal vez nos creen tontas y tontos por viajar 8 horas sin sombra en las tablas de un barco carguero, sin ninguna comodidad y encima pagando un precio exagerado. Ya no se quien es más pobre.

image

image

image

image
¿Alguien me dice el nombre de esta flor?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s